Posted in:Estilo de Vida

TABACO Y SALUD

____________________________________________________________________________   

Passive smokerEl tabaco o cigarrillo es una de las principales causas prevenibles de muerte en el mundo. La OMS la considera una epidemia que mata cerca de 6 millones de personas cada año, de las cuales alrededor de 600.000 son “fumadores de segunda mano” o “pasivos”.

¿Qué es ser “fumador pasivo” o “de segunda mano”?

Es la exposición involuntaria de las personas al humo ambiental de tabaco generado por el humo de cigarrillos encendidos y el exhalado por los fumadores.

La Nicotina es el químico más conocido de los componentes del tabaco, pero no el único. El humo del cigarrillo contiene más de 4000 compuestos químicos, y la mayoría están en el humo ambiental. Se estima que por lo menos 250 químicos tóxicos del humo ambiental del tabaco son carcinogénicos, es decir son capaces de inducir cáncer. El  fumador pasivo inhala los mismos químicos carcinogénicos que el fumador. La OMS estima que un fumador pasivo aumenta en alrededor de 20% su riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares y cáncer. No hay inhalación pasiva segura. Cualquier cantidad, por muy poca que sea, es dañina.

Niños criados por padres fumadores tienen más riesgo de serlo.

CEREBRO Y TABACO

Con una bocanada se absorbe nicotina rápidamente y llega a la sangre en unos 30 segundos. Esa nicotina circula en la sangre y al pasar por la glándula suprarrenal estimula  liberación de adrenalina, que causa aumento de la tensión arterial, frecuencia respiratoria y cardíaca; pero también estimula en el cerebro las vías de la “recompensa” y placer. Pero esa sensación dura minutos, haciendo que el fumador la quiera sentir de nuevo, y enciende otro cigarrillo. La estimulación repetitiva de estas vías cerebrales, resultan en adicción. Si el consumo de tabaco se inicia en la adolescencia, es más fácil que se instale la adicción.

La adicción se manifiesta por una sensación de “necesidad urgente” de fumar, búsqueda compulsiva de los cigarrillos, aún sabiendo los daños a los que se exponen al hacerlo. Cuando se trata de dejar el hábito, se presentan los llamados  síntomas de abstinencia: irritabilidad, dificultades de atención, angustia, ansiedad, trastornos del sueño y aumento de apetito.

El tabaquismo es causa de por lo menos 30% de todos los cánceres. Los cánceres de pulmón, boca, faringe, esófago, estómago, páncreas, riñón, vejiga y cuello uterino están asociados al consumo de tabaco. Los químicos inhalados se absorben en los pulmones y pasan a la sangre. Circulando en la sangre son capaces de afectar  todo el organismo.

Fumar retarda el proceso de cicatrización. Por este motivo, ante cirugías programadas se le pide al paciente dejar de fumar por lo menos dos semanas antes. ¡Muchos cirujanos plásticos no operan si no se ha suspendido por lo menos durante 4 semanas!

CORAZÓN–ARTERIAS Y TABACO

 El consumo de tabaco aumenta el riesgo de hipertensión arterial, infartos del corazón y cerebro, aneurismas de aorta. La enfermedad  arteriosclerótica  (obstrucción de arterias  por depósitos de grasa en sus paredes) es la causa de todas estas patologías. El cigarrillo favorece el desarrollo de la enfermedad ateroesclerótica.

Las enfermedades cardiovasculares son la causa de la mitad de todas las muertes en el mundo. El riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares asociadas al tabaquismo, aumenta a medida que es mayor el número de cigarrillos fumados por día y  los años de consumo.  También se sabe que mientras más joven  se inicie el consumo, peor será el efecto.

Las mujeres fumadoras tienen un riesgo más alto que los hombres fumadores de desarrollar enfermedad cardiovascular. No se sabe la razón, pero se cree que es porque el consumo de tabaco disminuye los niveles de estrógenos.

PULMÓN

El tabaquismo es el causante de 9 de cada 10 cánceres de pulmón en todo el mundo. También es causa de  bronquitis crónica y enfisema.

SENTIDOS Y TABACO

El consumo de tabaco aumenta los riesgos y hace más severa la degeneración macular (causa ceguera). También los fumadores tienen más riesgo de cataratas y las desarrollan a edades más tempranas que los no fumadores.

Fumar deteriora el sentido del gusto y el olfato. Los fumadores necesitan condimentar más y agregar más sal a sus comidas para encontrarlas gustosas.

BOCA Y TABACO

Además del mayor riesgo de cáncer de boca, los fumadores desarrollan más fácilmente caries, sarro dental y gingivitis, lo que los lleva a perder piezas dentales. Mención especial se debe hacer del mal aliento de los fumadores.

ESPERANZA DE VIDA

¿El fumador consume al cigarrillo o el cigarrillo consume al fumador?

Estudios han documentado que fumar acorta la vida. El estudio más relevante en este tema lo hicieron  siguiendo la salud de 34400 hombres británicos durante 50 años. Encontraron que fumar disminuye la vida hasta en 10 años, al comparar con personas no fumadoras. Pero también encontraron los efectos beneficiosos de suspender. Si se suspende el hábito tabáquico a los 30 años, la vida será similar a la de un no fumador. Si se suspende a los 40, 50 o 60 años, se puede ganar hasta 9, 6 y 3 años de vida respectivamente. Es decir, ¡siempre hay ganancia al  dejar de fumar!

Si te interesa leer el trabajo completo, lo encuentras en este enlace http://www.bmj.com/content/328/7455/1519.full

Mafalda-Cigarreta

 GINECOLOGÍA Y TABACO

Las mujeres fumadoras, mayores de 35 años que toman píldoras anticonceptivas combinadas (con estrógenos y progesterona), tienen un riesgo mayor de padecer tromboembolismo venoso (coágulos en las venas que pueden desplazarse a otros órganos). La mujer fumadora mayor de 35 años debe escoger: fumar o usar píldora combinada. Si no deja el cigarrillo, debe pedir asesoría para usar un método anticonceptivo diferente.

El fumar disminuye la fertilidad, tanto en mujeres como en hombres.

Tabaquismo es un factor de riesgo importante para desarrollar cáncer de cuello uterino. Químicos inhalados del humo del tabaco parecen debilitar el sistema inmune local y favorecer que el Virus de Papiloma Humano de alto riesgo cause alteraciones celulares.

Fumar aumenta riesgo de abortos, parto prematuro, niños con bajo peso al nacer, muerte fetal intrauterina y síndrome de muerte súbita infantil. El tabaquismo durante el embarazo  también se ha asociado a problemas de aprendizaje y de conducta de los hijos.

El consumo de cigarrillos adelanta la menopausia y aumenta la intensidad de los síntomas asociados a esta etapa de la vida. También se sabe que disminuye la densidad mineral de los huesos y por lo tanto aumenta el riesgo de osteoporosis.

¿Los cigarrillos light son igual de dañinos?

Si, son igualmente dañinos. Una persona puede fumar cigarrillos “light” más frecuentemente o en más cantidad que alguien que fuma cigarrillos “regulares”. El gobierno de los EEUU consideró que etiquetar cigarrillos como ligeros constituía publicidad engañosa y desde Junio 2010 prohibió utilizar esta denominación.

Fumar cualquier tipo de cigarrillo, tabaco, pipa o masticable impone riesgos a la salud. La única manera de eliminar esos riesgos es……. ¡Dejar de fumar!

TAGS:

Be the first to comment.

Leave a Reply


You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR